Dolor…

toto

La desaparición física de un gran amigo y compañero Vícto «Toto» Adba, nos ha sumido en una gran tristeza, pero fiel al ejemplo que nos legó, «hay que continuar» y «Toto» permanecerá en nuestro corazones.

Víctor Hugo Adba, o simplemente “Toto” como se lo ha llamado siempre, ha sido un constructor de los pilares de esta institución, y como él mismo ha dicho, Sirio Libanés ha sido su casa, su lugar, el que ha  forjado con sus propias manos, con la ayuda de los incondicionales amigos, del inapelable apoyo de su familia y la inobjetable alteza espiritual, Dios.

Victor “Toto” Adba, asumió la presidencia del Club Sirio Libanés cuando tenía 41 años, cubrió un período de 12 años, desde 1975 a 1987, terminada esa etapa, ha colaborado sin cesar y siempre formó parte de las Comisiones Directivas y, hasta hace no tantos días, fue  miembro de consulta.

Hace un tiempo, durante una entrevista, «Toto» pronunció: «he visto crecer el club, han habido pilares, nosotros hicimos la plataforma para el despegue y despegó, que siga creciendo” y sin dudas el legado ha prendido en las continuas comisiones y con la misma fuerza que se sembró.